EspañolPortuguês

Kéfir de Leche


 

Kéfir, ¡aliméntate de vida!

El kéfir de leche es una bebida fermentada, originaria del Cáucaso, normalmente elaborada a partir de leche de vaca, cabra u oveja (más abajo hablaremos sobre el kéfir de leche de coco). El kéfir es una excelente fuente de calcio, proteínas, pero es más conocido por ser rico en probióticos. Aunque el kéfir de leche y el yogurt sean muy parecidos, existen diferencias importantes entre los dos.

El kéfir tiene más valor nutricional que el yogurt, contiene menos lactosa y contiene más de 30 tipos distintos de lactobacilos. Posee un sabor más ácido y, tras el proceso de fermentación, se obtiene una bebida ligeramente gaseosa gracias al dióxido de carbono que se produce. Por otro lado, el kéfir debe fermentar a temperatura ambiente. Los gránulos fermentan la leche por 24 horas, permitiendo que la bacteria fermente la lactosa (el azúcar natural de la leche) y la transforme en ácido láctico. Una vez obtenido nuestro kéfir, los gránulos pueden ser utilizados de nuevo para fermentar una nueva ración de kéfir. Para ello, tan sólo basta con separar los gránulos del kéfir líquido e iniciar el proceso otra vez. Este proceso se puede repetir indefinidamente, ya que los gránulos crecen y se reproducen a lo largo de la fermentación.

Para aprovechar todos los beneficios del kéfir, se recomienda que este sea casero y consumirlo en el momento tras su preparación, pero también es importante utilizar los accesorios adecuados y seguir todos los consejos de mantenimiento y almacenamiento de los gránulos. Se cree que la palabra kéfir tiene su origen en la palabra turca “Keyif” que significa “bien-estar”. Esto se debe al hecho de que las personas que consumían kéfir con regularidad, tenían una sensación de bienestar.

El kéfir está lleno de vitaminas del complejo B y K, además de su enorme espectro de probióticos, contiene un alto porcentaje de proteínas (suero), aminoácidos (en los cuales se incluyen los BCAA), y también ácido fólico y calcio.

Los incontables beneficios del kéfir, se manifiestan sobretodo en la regulación del flujo intestinal y en el fortalecimiento del sistema inmunológico. El consumo regular de kéfir, ayuda a mejorar cualquier tipo de desajuste intestinal y promueve también una mayor capacidad de absorción de los nutrientes de los alimentos. Podrás consultar un listado de los muchos otros beneficios de tomar kéfir AQUI.

 


  

CÓMO HACER KÉFIR DE LECHE

primer paso - como hacer kéfir de leche

1. Introduce los nódulos de kéfir en el recipiente de vidrio y añade suficiente cantidad de leche - hasta el primer anillo para obtener aproximadamente una ración y hasta el segundo para dos raciones.

segundo paso - como hacer kéfir de leche

2. Desenrosca un poco la tapa transparente para permitir que el aire circule, lo que ayudará a la fermentación. Deja que repose a temperatura ambiente durante aproximadamente 24 horas. Cuando el contenido se vuelva más denso, habremos terminado la primera fermentación.

tercer paso - como hacer kefir de leche

3. Tras el proceso de la primera fermentación, recomendamos quitar ambas tapas y con el removedor mezclar suavemente el kéfir, esto ayudará a poder verterlo más fácilmente. También puedes agitar tu Kefirko, pero antes, asegúrate de cerrar firmemente las dos tapas.

quarto paso - como hacer kefir de leche

4. Después de haber mezclado todo bien, enrosca de nuevo el colador y ya puedes servir tu kéfir. La tapa colador está diseñada para que al verter el kéfir los nódulos se queden dentro del recipiente, separándose así de la parte líquida.

Esto te puede interesar


¡Para Veganos!

Nuestra experiencia con el kéfir de leche de coco

Como hemos visto, el kéfir de leche es una bebida fantástica, con altas cantidades de probióticos, vitaminas, minerales y proteínas. Sin embargo, aunque la fermentación “elimine” casi toda la lactosa de la leche (los gránulos de kéfir se alimentan de esa lactosa), son muchos los consumidores que siguen sintiendo los efectos de la lactosa restante en el kéfir.

Para esas personas y también para aquellos que eligen una dieta que excluye alimentos de origen animal, sugerimos una excelente alternativa al kéfir de leche tradicional. El kéfir de leche de coco, es una opción muy saludable y deliciosa. La leche de coco está hecha con agua y pulpa de coco frescas, puede ser fácilmente realizado en casa y es conocido por sus incontables beneficios a la salud.

Para hacer kéfir de leche de coco, puedes utilizar leche de coco hecha en casa o comprada. Si prefieres usar la leche de coco comprada, te recomendamos que elijas una marca biológica, sin azúcar o conservantes añadidos. Nuestra recomendación es que uses leche de coco con, por lo menos, 8gr de carbohidratos (por 100gr de producto), de esta forma nos aseguramos que el kéfir tiene el alimento suficiente para fermentar.

 

CÓMO HACER KÉFIR DE LECHE DE COCO

Existen todavía muchas dudas sobre este tema, sin embargo, hacer kéfir de leche de coco es muy fácil:

  1. Introduce en Kefirko 2-3 cucharadas soperas de gránulos de kéfir de leche.
  2. Añade 250ml de leche de coco.
  3. Mezcla los ingredientes suavemente con la ayuda del palito removedor o de una cuchara no metálica.
  4. Cierra Kefirko con ambas tapaderas y déjalo reposar a temperatura ambiente, lejos de la luz solar directa.
  5. Tras 12h. de fermentación puedes comprobar su sabor y textura. Cuando tenga el sabor y consistencia deseada, cuela la bebida a través de la tapa colador y ¡que aproveche!

    CONSEJOS PRÁCTICOS

    medir kéfir de leche
    CUANTOS GRANULOS UTILIZAR

    la cantidad de gránulos de kéfir varía según la temperatura y las preferencias de cada uno. Nuestra recomendación general es llenar de gránulos el hueco de la rosca de la tapa superior hasta la mitad para una ración, y hasta arriba, para dos raciones.

    segunda fermentacion
    SEGUNDA FERMENTACIÓN

    Cubre con una tapa hermética el vaso o recipiente donde hayas puesto el Kefir y ponlo en la nevera durante un día para completar la segunda fermentación. Esto añadirá el espectro completo de probióticos a tu kéfir mientras que conserva su frescura para el siguiente día.

    como conservar granulos kefir
    CÓMO CONSERVAR LOS GRÁNULOS DE KÉFIR QUE SE VAN REPRODUCIENDO DE MÁS

    Puedes preparar un nuevo cultivo de kéfir o conservar dichos gránulos. Para que se conserven adecuadamente durante un periodo de tiempo corto (hasta 7 días), ponlos en un pequeño frasco y añade un poco de leche. Cuando la idea es almacenarlos durante periodos más largos, deben mantenerse en la nevera dentro de un frasco con agua y un poco de azúcar.

    compartir kefir
    COMPARTE TU EXCEDENTE DE GRÁNULOS DE KÉFIR

    Los gránulos de kéfir están en constante crecimiento y multiplicándose por lo que es común la práctica de compartir tus excedentes con otras personas. Mide los gránulos periódicamente usando el medidor de la tapa superior y regala lo que exceda a otros entusiastas del kéfir. Te recomendamos visitar la web kefirhood.com, un punto de encuentro para compartir excedentes de kéfir de leche o agua entre personas que viven cerca.

     


    Comparte tu excendente de gránulos de kéfir

    Liquid error: Could not find asset snippets/spurit_uev-theme-snippet.liquid